prótesis dental

La prótesis dental sustituye las estructuras dentales perdidas o deterioradas devolviendo a la boca toda la funcionalidad, resistencia y luminosidad de las piezas originales.

Existen múltiples alternativas de materiales y diseños dirigidos a dar la mejor solución a las necesidades funcionales y estéticas de cada paciente.

Un ejemplo de ello son los últimos avances en Prótesis Estética que al ser realizados en materiales totalmente biocompatibles y cerámicos, se integran perfectamente en la boca.

Al no contener metal no se producen reacciones alérgicas adversas, no apareciendo las encías oscurecidas por falta de luminosidad, ni antiestéticos bordes metálicos.

 

Prótesis fija

Las prótesis fijas son aquellas que no pueden ser retiradas por el paciente, estando adheridas y soportadas por pilares como los propios dientes, o los implantes dentales.

En el mercado existen diferentes tipos de prótesis fijas entre las que podemos destacar carillas, coronas, y puentes.

La colocación de una prótesis fija cuenta con grandes ventajas como la funcionalidad y la comodidad propias de un diente natural. En cualquiera de los casos, su aplicación dependerá de la prescripción facultativa, y de la estructura a rehabilitar. Conseguirás: mayor comodidad, máxima estética, mayor funcionalidad.

coronas

Las coronas son piezas individuales cementadas, bien sobre el diente previamente tallado, o sobre un implante.

Este tipo de prótesis reproduce perfectamente la estructura dental, por lo que de esta forma, además de rehabilitar la pieza conseguimos una funcionalidad total y una apariencia similar a la de las piezas adyacentes.

Existen diversos tipos de coronas en función del material empleado para su fabricación:

Corona Metálica
Corona Metal-cerámica.
Corona Cerámica, o estética.

Puentes

Mediante el puente dental se reproducen y sustituyen una, o varias piezas, fijándose mediante cementación a dientes adyacentes, o sobre implantes dentales.

Al igual que con las coronas, conseguimos una estética similar a la del resto de las piezas, recuperando además la funcionalidad perdida.

Para la fabricación de puentes podemos emplear diversos materiales como metal- cerámico, o únicamente cerámico.

Carrillas

Las carillas son finas láminas de porcelana que con un espesor aproximado 0,3 – 1 mm, se colocan cubriendo la cara anterior de los dientes.

La sujeción al diente se realiza mediante un adhesivo especial quedando perfectamente fijadas al diente, con la resistencia necesaria para una vida normal.

Con una finalidad principalmente estética corrige alteraciones de tamaño, forma, roturas, dientes separados, o simplemente para conseguir la sonrisa perfecta.

Prótesis removible

La prótesis removible sustituye piezas dentales perdidas, aunque no se encuentra fijada de forma permanente.

Pueden, y deben ser retiradas de la boca, ya que se sujeta a dientes adyacentes mediante ganchos o ataches. En el caso de pacientes que hayan perdido la totalidad de las piezas la prótesis puede ser soportada por la propia mucosa.

Este tipo de prótesis nos ofrece gran variedad de opciones de reconstrucción, pudiendo reemplazar desde piezas aisladas a arcadas completas, o actuando como prótesis provisional o definitiva, en el caso de enfermedad periodontal severa.

Prótesis estética

La prótesis dental tiene la función de reparar o reemplazar estructuras dentales dañadas, perdidas o simplemente con una estética mejorable.

Disponemos de las últimas tecnologías en Prótesis Estética. Realizadas en zirconio o alúmina consiguen una resistencia extraordinaria y con una estética mucho mejor que las prótesis que contienen metal.

Al ser fabricadas en un material totalmente biocompatible no se producen reacciones adversas, y a diferencia de otras prótesis, con el paso del tiempo no aparecerán antiestéticos bordes metálicos, ni las encías oscurecidas por falta de luminosidad.

 

volver a tratamientos